Gourmet La Toja amplía el servicio de información a través de WhatsApp

WhatsApp se ha convertido en el sistema de comunicación por excelencia, y hoy en día supera ya los 400 millones de usuarios.

WhatsApp

WhatsApp se ha convertido en el sistema de comunicación por excelencia. Con más de 400 millones de usuarios, el uso de esta aplicación se ha extendido no sólo entre particulares sino también en ámbito corporativo, hasta el punto de que ha pasado a considerarse una de las más potentes herramientas empresariales.

Finisterrae Catering and Events, a través de su marca comercial Gourmet La Toja, incorpora desde hoy un nuevo canal de información a través de la aplicación WhatsApp, que sumado a las redes sociales Facebook, Twitter, Instagram, etc., refuerza el compromiso adquirido de mantener informados a  clientes y usuarios que lo soliciten.

WhatsApp Web

El consumo de marisco ayuda a reducir el riesgo de alzhéimer

Una investigación determina que el consumo de pescados y mariscos se asocia con un aumento de los niveles de mercurio en el cerebro, pero no con la cantidad de placas características de la enfermedad.

Marisco

Una investigación publicada en Journal of the American Medical Association encontró que los adultos mayores con un gen de riesgo para la enfermedad de alzhéimer conocido como APOE4 y que comían por lo menos una porción de marisco por semana mostraron menos signos de los cambios cerebrales relacionados con la enfermedad. Esta relación no se vio en los cerebros de voluntarios que comieron pescado semanalmente pero que no eran portadores del gen de riesgo.

Los investigadores también examinaron en los cerebros los niveles de mercurio que se puede encontrar en los mariscos y que se sabe que es perjudicial para el cerebro y el sistema nervioso. Los autores de este trabajo encontraron que el consumo de pescados y mariscos se asoció con un aumento de los niveles de mercurio en el cerebro, pero no con la cantidad de placas de proteína beta amiloide y tau, características del alzhéimer.

Los investigadores analizaron los cerebros de 286 participantes, cuya edad promedio era de 89,9 años, para detectar neuropatologías o cambios cerebrales perjudiciales, tanto de la enfermedad de alzhéimer como de otras demencias. Los voluntarios también tuvieron que indicar la dieta que realizaban durante años.

FUENTE: EUROPA PRESS. 03 de febrero de 2016.